ESP
miércoles, 13 de diciembre de 2017
Día escolar de la Paz y No violencia
Visitas 1
- Por: A.L.

Un año más nos preparamos para celebrar el Día de la Paz. Los colegios se llenan de palomas blancas, de manos blancas, de fotografías de Gandhi, La Madre Teresa de Calcuta, Rigoberta Menchu, San Francisco de Asís? Y hacemos buenos propósitos de llevarnos bien, de no enfadarnos con los compañeros? "Cuando pensamos en la Paz, lo primero que se nos ocurre es la ausencia de guerra?. No guerra... pero ¿paz armada?. La Paz es mucho más que eso. La Paz tranquila, la Paz del corazón... la Paz del alma. La Paz implica muchas cosas. La Paz implica preparar el terreno para que no surjan circunstancias que la puedan poner en peligro. La Paz necesita de la tolerancia, de la justicia, de la igualdad, de la solidaridad, de la responsabilidad de los gobernantes. La Paz se nutre de las buenas intenciones, de la educación, de la comunicación, del compromiso, del respeto. La Paz se tiene que hacer presente en cada momento del día, de la semana, del mes, en cada segundo de nuestra vida? Quizá las palabras de Kofi. A. Annan sean buen consejo: ?usemos estas 24 horas ?este breve período que esperamos sea relativamente tranquilo? para empezar un diálogo pacífico, que debería continuar en la Asamblea General, para promover un consenso global acerca de las amenazas dominantes a la paz y la seguridad en nuestro tiempo ?y más que todo, que hacer frente a ellas.? Pintémonos las manos de blanco, vuelen las palomas blancas. Hagamos patente esta realidad no hoy, sino día a día. Hagamos de este día el principio para empezar a trabajar en la paz, empezando por nosotros mismos, nuestra familia, nuestros amigos, en el colegio en definitiva en nuestra vida No es día para eufemismos, sino para entresacar las palabras reales, duras y ciertas, los datos y la información a partir de los cuales podamos tomar verdadera conciencia de la situación mundial, y con esa referencia intentar dejar un mundo más justo y más habitable que el que hemos encontrado. Hoy, como Martin Luther King aquel 28 de agosto de 1963, yo también tengo un sueño.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad